spot_img
InicioDESTINOS TURISTICOSEstados Unidos pisa el acelerador para volver a la normalidad

Estados Unidos pisa el acelerador para volver a la normalidad

- Advertisement -spot_img

Varias de las grandes ciudades del país anuncian sus reaperturas al completo antes del 4 de julio, la fecha elegida por Biden para comenzar a relajar las restricciones

ANTONIA LABORDE

MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO

LUIS PABLO BEAUREGARD

Washington / Nueva York / Los Ángeles . Joe Biden visualizó a los estadounidenses preparando una barbacoa en el jardín trasero de sus casas el 4 de julio para celebrar, a la vez que la independencia del país, “el día de la independencia del virus”. Pero el regreso a la normalidad tiene prisa, y hay territorios de Estados Unidos que no van a esperar hasta la simbólica fecha fijada por el presidente. Con los nuevos casos cayendo en picado y la campaña de vacunación a toda velocidad, grandes ciudades como Nueva York y Chicago ya han anunciado su apertura para las próximas semanas, y este lunes Washington, la capital, anunció que a partir del 11 de junio los centros deportivos, las salas de conciertos y las discotecas volverán a subir la persiana sin restricciones de aforo después de 14 meses.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) ya permiten que las personas completamente vacunadas —transcurridas dos semanas del último pinchazo— no usen mascarillas al aire libre salvo en aglomeraciones. Un documento publicado el pasado miércoles por los CDC sostenía que si el ritmo de vacunación continúa siendo exitoso —más de la mitad de la población adulta ha recibido al menos una dosis— y la gente sigue respetando las medidas para prevenir el contagio, el mes de julio podría estar controlada la pandemia en el país. Al menos temporalmente.

Estados Unidos atraviesa su mejor momento en la lucha contra el virus desde que arrancó la pandemia. Desde hace un mes el número de muertes diarias se ubica por debajo del millar y ya hay grandes ciudades que encadenan varios días sin registrar fallecidos por covid-19. Las previsiones más optimistas de los CDC indican que, para agosto, el país va a pasar de los más de 4.000 muertos semanales actuales a registrar cientos de fallecidos, y en septiembre, decenas.

Los expertos sanitarios mantienen la cautela y cuestionan conseguir la inmunidad de rebaño para el verano, pese a que Biden se puso como nueva meta tener al 70% de la población adulta vacunada para el 4 de julio, Día de la Independencia. Los sondeos arrojan que entre un 20% y un 25% de los adultos no se quieren vacunar. El asesor de la Casa Blanca para la crisis del coronavirus, el doctor Anthony Fauci, adelantó que los estadounidenses deberían comenzar a ver un punto de inflexión en la pandemia “dentro de unas pocas semanas”.

En Chicago los espacios cerrados grandes, incluidos polideportivos, teatros y salas de conciertos, pueden funcionar ahora al 25% de su capacidad. Los locales pequeños, al 50%. Las personas aún deben mantener la distancia física y utilizar mascarillas. Los festivales y los eventos al aire libre de admisión general pueden celebrarse con 15 personas por cada 10 metros cuadrados. El Estado, Illinois, espera reabrir al completo para el 4 de julio. Texas, con 29 millones de habitantes, abrió del todo el 10 de marzo y Florida suspendió la semana pasada todas las órdenes de restricción impuestas por la pandemia. Los comercios deberán adoptar sus propias medidas.

Nueva York: todo abierto menos los teatros de Broadway

Con la única excepción de Broadway, que no subirá el telón de sus teatros hasta el 14 de septiembre, la ciudad de Nueva York recuperará la plena actividad a partir del 19 de mayo. Dos días antes, está previsto que el metro vuelva a funcionar las 24 horas, tras un año cerrado de madrugada para labores de limpieza y desinfección. La vuelta a la normalidad se hace extensiva al Estado de Nueva York y a los vecinos de Nueva Jersey y Connecticut, el triángulo que en marzo de 2020 constituyó el epicentro de la pandemia. La demora en la reapertura de los teatros de Broadway se debe a la dificultad que implica el diseño y montaje de producciones, así como la provisión de las necesarias medidas de seguridad en las salas.

Restaurantes, oficinas, tiendas, museos, barberías, parques de atracciones y gimnasios e instalaciones deportivas podrán funcionar a pleno rendimiento por primera vez en 14 meses. Eso sí, los establecimientos deberán procurar que se mantenga la distancia de seguridad, así como evitar multitudes, salvo que requieran un certificado de vacunación —los inmunizados reciben una cartilla o documento acreditativo— o una prueba negativa de coronavirus, anunció esta semana el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Los restaurantes deberán seguir manteniendo la distancia de seguridad de seis pies (1,8 metros) mediante barreras o mamparas entre las mesas.

Más de un tercio de la población adulta de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut está ya totalmente vacunada. No obstante, la ciudad de los rascacielos está calificada como “de muy alto riesgo” debido a la prevalencia del virus en áreas con bajas tasas de vacunación, unida a la ralentización del proceso y a la existencia de nuevas variantes.

Restricciones laxas en Los Ángeles

La semana pasada, millones de californianos recibieron en sus móviles una alerta de emergencia. “La ciudad de Los Ángeles ofrece ahora la vacuna de la covid-19 sin cita para todos los mayores de 16 años”, decía el mensaje. El 48% de los californianos, cerca de 19 millones de personas, ya han recibido al menos la primera dosis de inmunización. Esto, junto a un firme descenso de muertes y hospitalizaciones, ha llevado al Estado más poblado del país a pisar el acelerador rumbo a la meta de la reapertura total, fijada para el 15 de junio. En el futuro se vislumbra un retorno a algo parecido a la vida prepandémica, pero en el que la mascarilla seguirá siendo un accesorio obligatorio al menos hasta verano.

Los Ángeles ha pasado este jueves 6 de mayo al escalón más laxo de las restricciones por la pandemia. La mayoría de los negocios están abiertos con algunas restricciones de horario y capacidad. Los restaurantes permiten una ocupación del 75% si todos los asistentes muestran pruebas negativas o la cartilla de vacunación. Los bares deben conformarse con el 37,5% de la clientela. Sitios icónicos también han vuelto a la vida. Disneylandia reabrió sus puertas el 30 de abril después de haber estado cerrado 13 meses, el periodo más largo en sus 65 años de historia. El parque ubicado en el condado de Anaheim funcionará solo al 25% en las próximas semanas.

La ciudad del entretenimiento comienza a recuperar su atareada agenda. Los Lakers, Clippers y el resto de los equipos de deportes profesionales juegan también frente a un puñado de espectadores desde mediados de abril. Los Dodgers, el equipo local más querido de béisbol, adaptó zonas exclusivas de su estadio para personas vacunadas. Los 500 asientos, de 15.000 espectadores posibles durante la pandemia, se vendieron rápidamente, mostrando el futuro posible si el ritmo de vacunación sigue siendo veloz y la tasa de positividad de los tests se mantiene alrededor del 0,9%. La carrera política del gobernador demócrata, Gavin Newsom, depende de la reapertura. En noviembre se jugará el puesto en unas elecciones especiales donde los californianos pondrán nota a su gestión de la pandemia y el retorno a la normalidad. (Tomado de El País).

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Must Read

- Advertisement -spot_img

Relacionados

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí