spot_img
InicioDESTINOS TURISTICOSCómo pasar las vacaciones en un barco para huir de los rebrotes...

Cómo pasar las vacaciones en un barco para huir de los rebrotes de covid-19

El miedo al contagio ha disparado las reservas de vacaciones en alta mar. Imprescindible: test serológico y toma de temperatura. Una vez a bordo, el virus se queda en tierra

- Advertisement -spot_img

Ángel N. Lorasque

MADRID. (larazón.es). El verano corre y las reservas de los hoteles siguen cayendo a cuentagotas. Muchos turistas prefieren alojarse en apartamentos alquilados para evitar el contacto con otros grupos y esquivar así los posibles contagios.

De igual modo, la preocupación en torno al Covid, que sigue muy presente entre la población ante los constantes rebrotes, ha llevado a potenciar otro tipo de turismo que hasta hace poco estaba reservado solo a los más pudientes: los barcos. Vacaciones de larga duración a bordo de un velero o yate con un grupo reducido de pasajeros en las que no hay que preocuparse por el uso de mascarilla ni entrar en pánico si se acaba el gel hidroalcohólico.

El «boom» de las reservas náuticas aptas para todos los bolsillos este año ha disparado los medidores. Una vez abierta la veda vacacional, las reservas se multiplicaron y ya hay en la mayoría de empresas que gestionan estas vacaciones una larga lista de espera.

 «Tras un parón casi total de las peticiones durante el estado de alarma, en el mes de junio de este año la facturación de Sailwiz ha sido un 16% superior al mismo mes del año pasado, y se espera que este crecimiento sea muy superior en el mes de julio, según estamos viendo en los últimos días», explica Álvaro García de Polavieja, director, y cofundador de Sailwiz, una plataforma que gestiona viajes compartidos en barco con más de 600 navíos.

Incluso, muchas personas han aprovechado el confinamiento para sacarse la licencia de navegación y así no depender ni siquiera de patrón para navegar con total tranquilidad sin contacto alguno con extraños.

«En nuestra empresa dedicada a las licencias, Cenáutica, hemos experimentado un aumento del 17% en las inscripciones a los cursos en sus escuelas náuticas respecto al primer semestre del año pasado, con un aumento de más del doble de las matriculaciones de alumnos a los cursos online», puntualiza este amante del mar a La Razón.

En el puerto de Denia nos encontramos con Cristina Gómez y Jesús Lamo, propietarios de Belugavela, una empresa que colabora con Sailwiz y que ofrece escapadas CovidFree por Baleares con un plus: cursos de submarinismo. Un par de horas antes de zarpar se citan con los que serán sus huéspedes durante los próximos siete días: Miquel y Miriam, que son pareja, y los amigos Pedro y Amparo.

No se conocen entre ellos, por ello, antes de embarcar se les ha exigido un análisis serológico para confirmar que ninguno es positivo en Covid. «Es la manera de garantizar la tranquilidad entre las personas que vamos a convivir durante 24 horas al día juntos.

Una vez se pone un pie en el barco, dejamos a un lado el coronavirus, no queremos ni hablar del tema», afirma Cristina, que es la instructora de submarinismo.

PIE:A bordo del «Beluga», Miquel, Amparo y Miriam disfrutan de una mañana de baño y buceo en el Mediterráneo/Foto: ©Gonzalo Pérez Mata

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Must Read

- Advertisement -spot_img

Relacionados

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí